Entrevista al periodista Javier Reyero


JAVIER REYERO:  “EL ESCÁNDALO EN TWITTER PUEDE SER MÁS COSTOSO QUE UNA AVERÍA DE LAS GORDAS…”

No tenia el placer de conocer en persona a Javier Reyero y he de reconocer que me ha parecido un tipo muy profesional cercana e inteligente. Ojala muchos periodistas siguieran su ejemplo. Aprovechamos los minutos entre entradilla y entradilla para abordarle con una de nuestras entrevistas.

 

¿Cuándo sentiste más presión en tu primer directo o en el examen práctico de conducir?

J.R.: ¡Ostras! En el examen práctico de conducir porque a mí me paso una cosa que tiene que ver con la tv, y es que,  en aquella época que yo estaba en Telemadrid teníamos un programa que se llamaba “Madrid Directo”. Yo me saque el carné de conducir muy tarde, como a los 27 años porque hasta ese momento no había tenido necesidad. El caso es que, en aquel momento se hacía  “Madrid directo” en Telemadrid y cuando fui al examen práctico dije: “joder como se pone la gente de atacada, las tilas que hay en la cafetería del centro de exámenes”. Entonces se me ocurrió la brillante idea de decirle a la directora del programa:” Si quieres podéis hacer un reportaje de cómo va esto de los exámenes y yo me ofrezco para que metáis una cámara en mi coche para cuando yo haga el examen práctico”. Metimos la cámara en el coche cosa que no me impresionaba mucho pero el problema fue que los de la DGT debieron pensar que como iba a salir por la televisión, vamos a tener que hacer un examen en toda regla etc…Nada más empezar, según salíamos del centro de exámenes se baja el profesor y se sube la directora provincial de tráfico de Madrid. El examen fue espectacular, aparque siete veces, Salí a la autopista no sé cuántas veces,…. Estuve para que te hagas una idea como una hora y veinte conduciendo en el examen. Según me baje del coche dije “¡vaya idea que he tenido!”, Así que mucho peor el examen de conducir que el primer directo.

¿Futbol o coches?

J.R.: Dudo en la respuesta, no porque la quiera eludir sino porque no sabría que decirte muy bien. La gente me asocia más con el futbol porque son muchos años. Yo soy un aficionado al futbol pero seguramente no soy tan aficionado como la mitad de la mitad de los espectadores que veían”Futbol es futbol”. En los coches me pasa lo mismo, me gustan pero estoy seguro de que los espectadores,  la mayoría de los que ven Centimetros Cubicos, saben más que yo y seguramente tienen más interés que yo no lo sé pero conocimiento más que yo seguro, o sea que ni futbol ni coches, soy un tío raro.

¿Qué te aporta más emociones o sorpresas, tus estudiantes, el futbol  o los coches?

J.R.: Los estudiantes. El estudiante es un ser absolutamente desconocido y que tiene (como decía mi abuela) “salidas de pata de banco”. El estudiante no para de sorprender, le pasan todo tipo de barbaridades “No puedo venir a clase porque no sé qué….” “Me ha vomitado el perro y no puedo hacer el examen”… El “catalogo  excusistico” del alumno da para  hacer un libro.

Uno de los mayores pecados para un coche es no echarle aceite o agua. ¿El mayor pecado del periodismo es no contrastar una noticia?

J.R.: Si y además eso cada vez pasa más, no porque los periodistas sean malos sino por la propia presión de los medios, la rapidez. Luego además es que hay muchas que no se contrastan pero no las publican periodistas. Ahora estamos muy acostumbrados a que la gente ponga cosas en Twitter, o tiene un blog como el vuestro. Imagínate que te dedicaras a contar noticias y eres un tío sensato intentas contrastar la noticia, pero si eres un descerebrado pues te dedicas a poner lo que te apetece o lo que alguien ha oído que ha dicho un tercero. Hay poco contraste de las noticias pero no tanto por los periodistas como por ejemplo en el mundo de las redes sociales que al final se da por buenas cosas que nadie ha comprobado

¿Qué te gusta escuchar cuando vas en el coche?

J.R.: Música. Soy muy oyente de radio lo que pasa es que yo invente el zapping radiofónico. Estoy acostumbrado a que cada vez que en la radio hay una sobrecarga de publicidad que pasa en los programas generalistas o en los de música pues me dedico a “zappear”. Y si, llega el momento en el que hay una saturación de publicidad tremenda, conecto el teléfono al coche y me dedico a oír alguna de las listas de música que yo tengo. Normalmente suele ser Apple Music porque lo hago con el Iphone, me resulta muy cómodo. O sea  radio el 80% del tiempo porque yo soy muy de radio de todo tipo y el otro 20% cuando ya me espanta la publicidad, música.

¿Qué te gustaría que fueran tus hijas? ¿Periodista, futbolista o piloto de F1?

J.R.: Tengo dos hijas. Voy a intentar que no sean periodistas por su propio bien. Piloto de F1, estaría bien, además serian la segunda y tercera mujeres españolas que llegan al circuito de la Formula 1. Y al final la otra opción….oye que sea lo que ellas quieran, lo mismo les viene bien montar un desguace o algo así para el futuro.

¿Has mantenido alguna vez relaciones sexuales en el coche?

J.R.: Claro, como todos los españoles. El otro día salió una estadística que decía que el 68%  (tenía que haber sido el 69% que habría sido más divertido)de los españoles había hecho alguna vez el amor en el coche y un porcentaje altísimo,  creo que era 1 de cada 5 ó 6 españoles, la primera vez. Mi primera vez no pero si me ha tocado en el coche

¿Por qué casi todos los programas de coches y la sección de deportes de los informativos tienen “una tía buena” en plantilla?

J.R.: Es una moda, es algo que empezó a ponerse de moda con la aparición de Sara Carbonero en las televisiones españolas. Una chica atractiva, que rompía el clásico rol de que los periodistas deportivos siempre son hombres porque hablan solo para hombre. Al final como las cadenas de televisión siempre imitan aquello que funciona, pues hubo un momento en el que todas las cadenas de televisión solían tener una presentadora o copresentadora que era chica, pero si te das cuenta ahora esa moda también ha pasado como todas las modas. Hay presentadoras chicas, hay presentadores hombres haciendo deporte pero ya no es una constante de todas las cadenas de televisión.

¿Qué prefieres una avería gorda de las caras de tu coche o un escándalo en twitter?

J.R.: El escándalo en twitter puede ser más costoso que una avería de las gordas, casi mejor una avería de las gordas porque ya intentaríamos negociar con el seguro. Y, en twitter no tengo seguro.

 

 

¿Cuál es el coche con más y menos centímetros cúbicos que jamás has conducido?

J.R.: El que menos un Gordini o el que tenía mi padre y el que más alguno de los coches que hemos probado aquí. Recuerdo un americano deportivo, que era una auténtica barbaridad. Hicimos una prueba con ese coche por los montes del Pardo. Yo tenía que conducir el coche aproximadamente 30 metros  porque tenía que hacer una entradilla. En cuanto le pisabas a aquello aparecías en los cuarteles del Pardo. Ya me acuerdo era un Shelby Cobra GT500.

¿Qué es más difícil explicar un fuera de juego a alguien que no sabe de futbol o cómo funciona un motor a alguien que no sabe de coches?

J.R.: Yo creo que lo del fuera de juego. Estoy tratando de recordar lo que me costó a mi entenderlo (soy un poco limitado entre risas). Lo del motor es una cuestión más mecánica. Lo del fuera de juego depende mucho de quien te lo cuente. He odio a dos personas, un ex futbolista y a un árbitro que lo explicaban de maravilla pero son los únicos que he visto. Yo creo que el problema del fuera de juego es que quienes lo explicamos, lo explicamos entre regular y mal, y sin embargo, la gente que te cuenta cosas de motores, por ejemplo los expertos de nuestro programa o en revistas, tienen un dominio que si consiguen olvidarse de la cantidad de tecnicismos que manejan y bajan un poco al mundo de la realidad, al final lo entiendes antes que el fuera de juego.

Un ídolo del motor y otro del futbol

J.R.: Me gusta mucho pensar en los pilotos que eran pioneros en el mundo de la Formula 1 porque ahora haciendo el programa he tenido acceso a alguno de los coches históricos. Te metes en esos coches y te imaginas circulando a las velocidades que iban con la escasísima seguridad que tenían aquellos bólidos, época de Fangio y toda esta gente, ¡Madre de Dios, Qué valor tenia esta gente!, eso en el mundo del motor que yo creo que lo ceñiría mas a una época, la época de los años 50 que los coches ya van a unas velocidades tremendas y no tenían de largo la seguridad de ahora.

En el mundo del futbol, seguramente Pele. Pele por lo que significó para revolucionar el juego y sobre todo porque Brasil que era la gran potencia futbolística no había conseguido nada hasta que apareció él y creo que solo por eso merece un capítulo aparte.

¿Qué hay más Messi dependencia o más Ronaldo dependencia?

J.R.: Yo creo que lo que hay es MessiRonaldodependencia la suma de los dos porque al final la liga española es una  liga de dos equipos con algún invitado ocasional, como en las series de televisión que pone artista invitado, aquí pasa lo mismo, hay un invitado que un año es el Atleti, parece que el Atleti se consolida pero ya veremos, otros años el Villareal, ahora parece que es el Sevilla. Es una liga demasiado de dos, yo creo que el futbol español esto se lo tiene que hacer mirar porque por ejemplo yo ahora los fines de semana me siento más atraído por la liga inglesa gustándome menos el futbol porque me parece que es más equilibrada y de repente el que va arriba pierde partidos que por la liga española  que hay una altísima probabilidad de que éstos dos el equipo de Messi y el equipo de Ronaldo no solo ganen sino que arrasen

 

Los fabricantes de coches apuestan por los eléctricos. ¿El periodismo deportivo se vuelve cada día más rosa?

J.R.: Si, más que rosa, estos formatos de gente que habla que opina un poco el entorno Sálvame, Salsa rosa llevado al mundo del deporte pero porque es más barato hacerlo a la gente le gusta tener referentes de opinión y estos programas han creado grandes líderes de opinión y además porque yo durante mucho tiempo  estuve haciendo un programa de televisión que estaba muy basado en las imágenes “Futbol es futbol” o en aquella época “Estudio estadio”, esos programas carecen de sentido porque la gente ya ha visto todos los partidos, se televisa todo. Entonces hay que entender también cómo funcionan las televisiones. Ahora un programa basado en la imagen única y exclusivamente no tiene audiencia.

¿Qué te viene a la cabeza cuando oyes la palabra desguace?

J.R.: Hasta que viene a esta zona de los desguaces, al vuestro y a los que hay por aquí, era algo que te parecía sucio, complejo, de gente muy rara y luego vienes aquí y me ha llamado mucho la atención el orden logístico que tenéis, la información que manejáis sobre las piezas, las necesidades y como está todo absolutamente computarizado. También el público que ves entrando a los desguaces porque hay como de todo, no es el público que yo creía que venía a los desguaces, existe ese público pero  hay otro publico completamente distinto. Gente que viene porque se está montando coches de coleccionista, me parece una cosa completamente alucinante.

 

Que coche le darías a:

Josep Pedrerol: Un coche que gaste poco

Sara Carbonero: Un deportivo, melena al viento, fular al cuello, un coche descapotable

Manolo Lama: Es un todo terrero o sea que lo que necesita es un todo terreno porque como vale para todo y todo lo hace bien, un todo terreno

Jose María García: En su momento un coche de último modelo, estaba a la última. Ahora un coche que le permita pasar desapercibido y le permita vivir un retiro glorioso, un Mehari para ir por la playa descapotable que nadie le moleste.

Manu Carreño: Manu es un tipo muy “fashion” yo creo que le pega un coche “fashion”

 

Facebook: Javier Reyero

Twitter: @Reyero

Facebook: Desguaces El Choque

Twitter: @deselchoque

www.elchoque.com

 

 

 

 

UA-78434432-2